Hoy es lunes 27 de septiembre de 2021
Menú
viernes 16 de julio de 2021
Cardenal Cañizares: “Hemos de decir claramente que Cuba es una dictadura”
El gran canciller de la UCV ha presidido un encuentro en el que han participado exiliados cubanos residentes en Valencia

UCV, 16 de julio- La Universidad Católica de Valencia (UCV) ha celebrado la mesa redonda ‘Cuba: tiempo de libertad’, en la que distintos exiliados cubanos que residen actualmente en Valencia han narrado sus experiencias sobre la represión comunista y han analizado la actualidad social y política de su país de origen.

Ha presidido el acto el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, gran canciller de la UCV. En su intervención, Cañizares ha aseverado que Cuba “no es una democracia” y que, “por supuesto, es una dictadura”. Ha llamado, en ese sentido, a hablar con claridad sobre la situación de este país: “Hemos de decir claramente que Cuba es una dictadura. Esto sí es memoria histórica. Son sesenta años de dictadura, ya está bien. Reconozcamos los hechos objetivos”.

El cardenal Cañizares se ha referido a la nación caribeña como su “querida Cuba” y ha lamentado la “situación actual que atraviesa el pueblo cubano”, fruto de “sesenta años de castrismo”, y agravada “por la situación de pandemia”, y aún más “por la represión que ha habido frente al grito de libertad, de paz verdadera”.

“La Universidad Católica de Valencia y un servidor queremos expresar nuestra entera unión con el pueblo cubano. Nos importan y los queremos mucho. En Cuba vemos un signo de lo que está pasando en otros países de Hispanoamérica y lo que puede pasar también en otros países de Europa. No estemos ciegos”, ha señalado el gran canciller de la UCV.

El cardenal Cañizares ha hecho énfasis en su apoyo a los derechos humanos en Cuba: “Nos ponemos al servicio del pueblo cubano para que encuentre la libertad. Yo también grito ‘libertad para Cuba’. También grito ‘paz y pan para Cuba’. Hablo de la paz auténtica, en la que se respeta la dignidad de la persona humana -en lenguaje secular diríamos ‘respeto a los derechos humanos’-. En esa dignidad se fundamenta la verdad del perdón y de la reconciliación, la verdadera esperanza de libertad, de liberación”.

En ese sentido, el cardenal arzobispo de Valencia expresó su deseo de que el pueblo cubano pueda ver “pronto” su liberación: “Hace unos días celebraba la eucaristía en la Basílica de la Madre de los Desamparados, también junto a la imagen de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba. A la salida, una mujer cubana me dijo: «Don Antonio, a ver si esto es ya por fin nuestra liberación». Así lo deseo e intuyo. Dios escucha el clamor de su pueblo. Ponemos en sus manos que Cuba encentre la libertad que necesita”.

“Lamento mucho que no se oiga ese mismo grito que pide libertad para Cuba por parte de nuestras autoridades. Lo siento mucho como español, haciendo mío el grito del pueblo cubano”, ha subrayado.

ELÍAS AMOR, ECONOMISTA: “NO EXISTE NINGÚN EMBARGO A CUBA. LA CULPA DE LA SITUACIÓN ECONÓMICA ES DE LAS POLÍTICAS DEL GOBIERNO COMUNISTA”

En el encuentro participó el economista Elías Amor, profesor universitario, presidente de Unión Liberal Cubana y del Observatorio Cubano de Derechos Humanos, que tuvo que huir de su país junto a su familia a los once años. Amor niega rotundamente la existencia de un bloqueo a Cuba: “No existe el embargo de los Estados Unidos, Cuba no está rodeada de barcos americanos, sino que comercia libremente con 192 países del mundo, uno de ellos España; recibe inversiones de países de todo el mundo, turistas de todas partes; obtiene créditos bancarios del Club de París o del Club de Londres, en unas condiciones magníficas. Ni Grecia en 2008 tuvo las condiciones tan favorables en condonaciones y aplazamientos que tiene Cuba con el Club de París. Que nadie se crea que hay un embargo o un bloqueo, un invento del régimen comunista para enfrentar a todo el mundo con Estados Unidos”.

“Además, el contencioso con los americanos tiene una fácil solución, pero a los comunistas no les interesa. Cada año llenan miles de páginas de periódicos por todo el mundo con izquierdistas que hablan del embargo, pero la culpa del desastre económico es del modelo marxista y leninista del régimen, que elimina la libertad individual, los derechos de propiedad y el libre mercado. Hasta los vietnamitas, que eran ejemplo de hambre, se han quitado ese modelo de encima y ahora son la primera potencia exportadora de arroz en Asia”, ha aducido.

En ese sentido, Amor ha afirmado que el Gobierno del país caribeño es el “culpable” de la “grave” situación actual del país: “Se culpa del problema de la economía cubana al embargo, a la pandemia o a la falta de turistas, pero no es verdad. El culpable es el Gobierno, que implantó desde el 1 de enero, sin ningún criterio, el cumplimiento de la llamada Tarea de Ordenamiento, una política dura de ajuste de carácter comunista que ha empobrecido a los cubanos con una inflación de tres dígitos, con unos enormes niveles de pobreza. De resultas de esa política, la economía cubana está colapsada en estos momentos”.

El economista hispanocubano ha recordado, asimismo, que España es un socio económico “muy importante” de Cuba, porque “le vende alrededor de 1.500 millones de euros al año”. Por esa razón, Amor cree que los políticos españoles “se cuidan muy mucho” de decir algo sobre el régimen: “Hay allí muchos intereses hoteleros, España en Cuba tiene muchísima proyección. Pero los empresarios españoles deberían tener en cuenta que algún día alguien les va a exigir que compensen a esos trabajadores cubanos a los que pagan sueldos de miseria en condiciones de semiexplotación. Todo gracias a ese régimen que dice que Cuba es el paraíso de los trabajadores”.

NANCY CARBONELL, PROFESORA: “LOS PROFESORES SOMO APOLOGISTAS VISCERALES DEL SISTEMA. EL RÉGIMEN COMPRÓ NUESTRAS CONCIENCIAS Y PERDIMOS LA HUMANIDAD”

Por su parte, Nancy Carbonell, docente en la Cuba castrista durante más de cuarenta años y ya jubilada, que ha sufrido la persecución del sistema comunista por ser profesora católica en las escuelas y universidades de su país, ha remarcado en su intervención en el acto que “los rasgos de la educación en cualquier régimen totalitario” son los que hay en Cuba: “Los profesores somos allí apologistas viscerales del sistema, haciéndonos creer dueños de la vida de los que están a nuestro alrededor, El régimen compró nuestras conciencias y perdimos lo más sagrado de una persona: la humanidad”.

“En Cuba hubo una época en la que, si alguien decidía ir al extranjero a vivir, o de turismo, se le declaraba contrario al régimen. En la escuela se ponían en dos filas a niños y niñas y se hacía pasar a los hijos de estas personas, a los que se golpeaba, recuerdo que a un chico le partieron la cabeza a pedradas. Y los profesores permitimos que esas cosas tan horribles pasaran”, ha expuesto, visiblemente emocionada.

Así, Carbonell ha hecho hincapié en que todo aquel “que no se somete a defender el régimen” no puede ser profesor en Cuba: “Existe un monopolio total de la enseñanza, en la que se impone un modo uniforme de pensar, sentir y actuar. Por ejemplo, en todos los centros de trabajo y de educación, antes de empezar la jornada se imparten diez minutos de ideología para politizar las conciencias. Desde el Pre se enseña a los niños a pensar con la mente totalizadora del sistema”.

“Además, las personas que profesan alguna religión no pueden estudiar carreras universitarias como Derecho, Psicología o Ciencias Sociales en Cuba. Eso no está escrito en ningún sitio, no hay ninguna ley al respecto, pero cuando vas a matricularte lo primero que te preguntan es si tienes creencias religiosas. Si las tienes, están prohibidas para ti algunas titulaciones”, ha indicado.

CARLOS RONDÓN, MÉDICO CIRUJANO: “EL RÉGIMEN ME SEÑALÓ EN EL MOMENTO EN QUE ME NEGUÉ A QUE LA CARRERA DE CIRUJANO FUESE DE SÓLO TRES AÑOS”

En la misma línea se ha expresado el médico cirujano Carlos Rondón, que tuvo cargos de dirección en Cuba, en la vicepresidencia del gobierno de la ciudad y provincias en las que trabajaba: “Con mis excelentes resultados académicos y, siendo de raza negra, fui importante para los comunistas en Cuba, que me ponían en puestos clave dentro del partido y en mi profesión. Llegué a ser director de un hospital tan grande como La Fe y jefe de la Cátedra de Cirugía”.

Rondón, que participó como cirujano en múltiples misiones de Cuba en países como Nicaragua, Venezuela o Argelia, ha afirmado que el sistema educativo comunista “enseña a pensar” pero después “no te deja hacerlo”. Según Rondón, el régimen “te lava el cerebro sin que te des cuenta”, por lo que sólo si la persona “sigue leyendo por su cuenta, conociendo otras experiencias y hablando con gente de otras partes del mundo” consigue escapar de ese adoctrinamiento.

Rondón ha narrado también el episodio que supuso el final de su carrera y su prestigio en Cuba: “En una Junta Nacional de Cirujanos se presentó la propuesta del Gobierno de reducir los años de preparación universitaria a sólo tres y yo me posicioné en contra y convencí a los demás. El único fin era económico, sacar más rápidamente cirujanos para otros lugares del mundo y que el régimen cobrase por su trabajo. Desde entonces estuve señalado y, en lugar de enviarme a países como Qatar, donde el cirujano cobraba unos 700 dólares (de los 8.000 o muchos miles más que cobraba el Gobierno), me enviaron al Sáhara Occidental como castigo”.

OLBIER HERNÁNDEZ, SACERDOTE: “LAS IMÁGENES RELIGIOSAS ESTÁN ESCONDIDAS EN LA HABITACIÓN DE LOS ABUELOS, QUE YA NO PUEDEN SUFRIR CONSECUENCIAS LABORALES POR TENERLAS”

Entre los participantes en el acto se ha encontrado también el sacerdote cubano Olbier Hernández, delegado episcopal de Misiones en la diócesis valentina desde hace 16 años y responsable de la pastoral de migrantes, desde la que ayuda a refugiados, mujeres víctimas de la trata y menores no acompañados. Hernández, comprometido eclesial y políticamente por la libertad en Cuba, tuvo que huir de su país de origen a Valencia hace veinte años debido a las “amenazas” que, además de él, recibían sus “familiares, amigos y feligreses”.

“En Cuba eliminaron la religión y han instaurado una de Estado, creando el culto a la personalidad, a dioses que fueron mártires. En todas las casas se quitaron las imágenes religiosas y se las sustituyó por las de Fidel y el Ché, un asesino. Ahora las imágenes del Sagrado Corazón o de la Virgen se esconden en las habitaciones de los abuelos, que, como se han jubilado, no pueden sufrir consecuencias laborales por ser religiosos”, ha relatado Hernández.

“En todas las dictaduras hay una perversión del lenguaje y un enemigo político. En el caso de Cuba, Estados Unidos. El enemigo ideológico es el ser humano, personificado en la Iglesia, que quiere al hombre libre y autónomo. El comunismo lo quiere débil, sometido y aplastado. El hombre del comunismo está deshecho por una ideología que es en sí misma enemiga del ser humano. Recordemos que hablamos del pensamiento inglés de Engels, pasado por el alemán de Marx y por el soviético de los rusos, e implantado en el Caribe: un cóctel para la destrucción de la persona”, ha señalado.

La mesa redonda ha estado moderada por el profesor de Geopolítica de la Facultad de Ciencias Jurídicas, Económicas y Sociales de la UCV, Jesús de Salvador.

subir nivel 
 
Buscador de Noticias
 
 
Buscador Semanal
 
 L  M  X  J  V  S  D
 27  28  29  30  1  2  3
 
 
Búsqueda por Palabras
 
 
 
Búsqueda por Fechas
 
 
Elija una fecha Elija una fecha  
 
Búsqueda por Meses
 
 
 
Búsqueda por Años
 
 
Enlaces destacados
Arzobispado de Valencia
C/ Palau
Teléfono: +34 96 382 97 00
archivalencia@archivalencia.org
46003 Valencia
Fax: +34 96 391 81 20
www.archivalencia.org
Política de cookies 
©Archivalencia.org