Hoy es sábado 22 de julio de 2017
Menú
viernes 19 de mayo de 2017
El proceso de canonización del Padre Jofré está “muy avanzado” en la Santa Sede cuando se cumplen 600 años de su muerte
El impulsor de la devoción a la Mare de Déu falleció el 18 de mayo de 1417

VALENCIA 19 MAY. (AVAN).- El Monasterio de Nuestra Señora de El Puig, regido por los religiosos mercedarios, conmemoró ayer el sexto centenario de la muerte del religioso Juan Gilabert Jofré, más conocido como el Padre Jofré, ocurrida en el propio monasterio del 18 de mayo de 1417.

El proceso de canonizción del P. Jofré, impulsor de la devoción a la Virgen de los Desamparados y fundador del primer manicomio del mundo, se encuentra ahora mismo “muy avanzado” en la Santa Sede, donde la instrucción de la causa “ha entrado ya en su fase final”, según han indicado fuentes de la delegación diocesana para las Causas de los Santos.

Ayer, la iglesia del Monasterio del Puig acogió una eucaristía solemne presidida por el Provincial de los religiosos mercedarios, Jose Juan Galve y en el que participaron religiosos de diferentes comunidades de la orden de la Merced, así como de las religiosos mercedarias de Barcelona, según ha informado el superior de Nuestra Señora de El Puig, Melchor Azcárate.

Igualmente, participaron en la eucaristía los Caballeros de la Real Orden de Santa María del Puig, así como la Hermandad de Seguidores de la Virgen de los Desamparados, que realizaron una ofrenda ante el sepulcro del Padre Jofré, ubicado en el templo de El Puig.


Juan Gilabert Jofré

Juan Gilabert Jofré nació en Valencia en 1350, en la misma ciudad. Estudió Derecho e ingresó en 1370 en la Orden Mercedaria, en el Monasterio de El Puig. Fue ordenado presbítero en 1374 y a partir de 1391 empezó a emerger su figura como defensor de los marginados en las redenciones de cautivos que realizaba la orden mercedaria.

Desempeñó diferentes cargos en la orden, pero fue el periodo al frente del Convento de Valencia, entre 1408-1410, el que marcó un antes y un después en su trayectoria como predicador y en su legado a la tradición y devoción valenciana.

Como Comendador del convento de Valencia, fue invitado a predicar a la Catedral el primer domingo de Cuaresma, el 24 de febrero de 1409. De camino a la Seo, el padre Jofré presenció el ataque de unos jóvenes a un indigente demente, al que acudió en su defensa. Conmocionado por esta realidad, cambió el contenido del sermón e impulsó la creación del primer hospital psiquiátrico del mundo, el “Hospital dels Innocents e Furiosos”.

Asimismo, este hecho también impulsó la creación la Cofradía de la Mare de Déu dels Desamparats, desde donde se ha articulado, desde sus inicios, la devoción en Valencia a la Virgen de los Desamparados. Las constituciones de la Cofradía, llamada oficialmente “Real Cofradía de Nostra Sancta Maria dels Ignoscens”, fueron aprobadas el 1 de agosto de 1414 y sus fines eran amparar, proteger y servir a los enfermos acogidos, en lo material y espiritual; proveer a todo lo relacionado con el culto a la Virgen; así como atender a las exequias de los enfermos fallecidos y otras obras de caridad como asistencia a condenados a muerte.


Proceso de canonización, “en la fase final” en la Santa Sede

En la actualidad, el proceso de canonización del Padre Jofré se instruye en Roma “y se encuentra en su fase final”, tras concluir su fase diocesana en 2007, según ha indicado el vicepostulador de la causa, el sacerdote valenciano Mariano Trenco.

El proceso “se intentó concluir dos veces antes en Valencia, a comienzos del siglo XIX y en la década de los 30 del siglo XX, pero la invasión napoleónica y la persecución religiosa de 1936, respectivamente, provocaron la destrucción de la documentación recogida cada vez”, según Trenco, que ha recordado que “la demora ha sido por problemas históricos, canónicos y normativos”.

A lo largo de los siglos, tanto en la localidad de El Puig, como en Valencia, se “ha preservado la memoria del Padre Jofré, cuya santidad se ha mantenido en el sentir popular de los cristianos valencianos y de la orden mercedaria”.

En la actualidad, son varias instituciones valencianas dedicadas a la memoria del Padre Jofré. En El Puig tiene dedicada una calle junto al monasterio, llamada “Beato Jofré”, “fruto de la devoción popular de los fieles de la localidad, a cuya intercesión encominedan sus peticiones”, según el religioso mercedario Melchor Azcárate. Asimismo, la primera escuela fundada en El Puig, también está dedicada al Padre Jofré”, entre otras.

Por su lado, la capital valenciana cuenta con una calle, un hospital, un centro de salud y un centro para personas mayores dedicados al Padre Jofré. De igual forma, en el palau de la Generalitat se conserva el lienzo “El padre Jofré protegiendo a un loco”, pintado por Joaquín Sorolla en 1887. También tiene dedicada una estatua en bronce, del siglo XIX, instalada en el jardín de entrada al Hospital General Universitario de Valencia, entre otras obras artísticas.

Además, el pasado mes de septiembre abrió sus puertas en Valencia el piso hogar “Padre Jofré” para la acogida y reinserción social de jóvenes internos de Picassent en tercer grado, que coordina el Secretariado de Pastoral Penitenciaria (SEPVAL) del Arzobispado en colaboración con el Ministerio del Interior.

(Fotografías: Manolo Guallart)
subir nivel 
 
Buscador de Noticias
 
Julio 2017     « ant. |  sig. »
 L  M  X  J  V  S  D
 1   2 
 3   4   5   6   7   8   9
 10   11   12   13   14   15   16 
 17   18   19   20   21   22   23
 24  25  26  27  28  29  30
 31
 
Buscador Semanal
 
 L  M  X  J  V  S  D
 17  18  19  20  21  22  23
 
 
Búsqueda por Palabras
 
 
 
Búsqueda por Fechas
 
 
Elija una fecha Elija una fecha  
 
Búsqueda por Meses
 
 
 
Búsqueda por Años
 
 
Enlaces destacados
Arzobispado de Valencia
C/ Palau
Teléfono: +34 96 382 97 00
archivalencia@archivalencia.org
46003 Valencia
Fax: +34 96 391 81 20
www.archivalencia.org
Política de cookies 
©Archivalencia.org